miércoles, 24 de septiembre de 2008

Los Juancojones

He llegado a ver, a gente, cantando éste cuplé, sin saber siquiera lo que estaba cantando. Y es que cuando una chirigota es un pelotazo, se ve a lo lejos. Eso le pasó a la chirigota del Love, en el año 1998. Primer premio.

Y aunque sea éste el típico cuplé que está en todos siteos, podría haber puesto cualquier pasodoble, cuplé, popurrí o presentación. Porque nada de su repertorio tiene desperdicio.





En donde yo mejor me lo pasé,
fue cuando estuve en el vientresito de mi omaita,
allí estaba tranquilo,
también muy calentito..
Lo malo es cuando habría su boquetito.

Una mañana se coló un chaval,
muy largo y con la cara colorá.
Entrando y saliendo se llevó
un buen ratito ese gachó,
la confianza que el tío cogió.

Al cabo de los días
volvió el chaval al abujero,
tendría que estar lloviendo
porque traía un chubasquero.
Estuvo otro ratito,
por allí husmeando
con las venas en el cuello,
seguramente estaba cantando.
Se ha creío el gachón que el boquete es suyo.

Pues así estuvo nueve meses,
joe que joe,
el tío capullo.

(estribillo)
Que sueño y que flojera,
ojú, me está entrando a mí..
Como yo me acueste
no me levanto ni pa dormir.

1 comentarios:

Carly_Cadiz dijo...

geniales..y por mas que lo escucho, me sigue haciendo la misma gracia,jajaja chirigota antologica...saludos