martes, 14 de octubre de 2008

Los tristealegres

Comparsa del año 2004: Los tristealegres. La letra corre a cargo de Francisco Javier Díaz Quintana, y la música de José Martínez González. Gran comparsa, con un tipo bohemio, que quedó semifinalista en el concurso, y la que a mí personalmente, me gusta bastante. Destaca también la impresionante voz de Fali Vila.

Edito por petición: seis pasodobles, con dos videos de actuaciones de la comparsa en el Bar Los Pabellones. En el primer pasodoble viene a comparar el Carnaval de Cádiz con el flamenco. En el segundo, un pasodoble a Andalucía premiado con el tercer premio de 'Coplas para Andalucía' de ese año. El tercero de ellos una crítica a que las grandes agrupaciones canten en Sevilla cuando deberían hacerlo en Cádiz en época de carnavales. El cuarto es un pasodoble dedicado a las madres, y el quinto a la alcaldesa de Cádiz. El sexto, al amor. A disfrutar:





Con el Carnaval de Cádiz

Con el Carnaval de Cádiz,
irá pasando igual que con el flamenco.
Y salvando diferencias,
uno y otro, los dos son nuestros
muy nuestros.

El flamenco es arte puro,
y el Carnaval puro es arte,
la Viña y Santa María,
que saliendo al extramuro,
ya se sienten de otra parte.

Está esa generación,
perdonen, pero la prefiero,
antes que lamentar,
por culpa de cuatro malajes
que hacen carnaval de lejos.
Que se pierda el lenguaje
que cantaban nuestros viejos.

De Cai, juslai,
ojú, que son pasarlas caleteras.
Ésta es mi copla, coplera,
sin tela ni tele,
y to aquel que no la chanele
que venga a la Viña
y pregunte a María.

Por el tres por cuatro,
el ancuaje y el garabato,
y si no se entera
que vuelva otro día..

Camarón cantaba,
flamenco gitano.
Mi mare, se llama Juana,
y hasta en China lo aclamaron.


Sabe el sol de Andalucía

Sabe el sol de Andalucía,
lo que es la piel sufrida en los agricultores,
sabe el mar que hay valentía,
sobre el alma de andaluces pescadores.

También saben los andamios,
de fachadas temblorosas,
que el obrero de ésta tierra,
lucha siempre como en guerra
con la muerte caprichosa.

La fábrica bien sabe
de accidentes laborales,
de miedo, de ansiedad,
y de contrato temporal,
y saben mucho de sudores.
De manos encalladas
y tiempos explotadores.

Y saben, los campos,
que el paro hace sonar
su triste canto.
Saben lejanas fronteras,
y trenes errantes,
sentir la mirada andaluza,
llenarse de pena y hacerse emigrante.

¿Quién nos dio, la fama?,
que nos condenó en falso juicio,
culpables de vicio, vagancia y jarana.
Pero media España se arruinaría,
sin el maltratado obrero
que nace en Andalucía.


Sábado de carnavales

Sábado de carnavales,
si viene a Cádiz le parecerá mentira,
lo que busca por sus calles,
se festeja en una plaza de Sevilla.

Festival de agrupaciones,
las mejores, las punteras,
las de los primeros premios,
esas que gracias al euro
ya nos llaman peseteras.

No me vale aquí el cuento
del hermanamiento,
pues que en el mes de abril,
Sevilla con sus sevillanas
de obligado cumplimiento,
abandona su feria
y da en Cádiz un concierto.

Sevilla, te quiero,
¡cantar nuestros copleros en Sevilla!
Un politico banquero, trepando y trepando
y Cádiz la puta esperando
apoyá en el quicio de la falsería.

Canal Sur lo avala,
con presentadores de lujo,
vestidos de gala y de hipocresía.
A mí no me pesa, nada sevillano.
Pero ésto es una vergüenza,
pa el Carnaval gaditano.




Yo conozco a una señora

Yo conozco una señora,
llena de gracia, sufrimientos y quereres.
Hembra santa y luchadora,
es bendita entre todas las mujeres.

La ternura de una niña,
el saber de la experiencia,
no habrá nadie que te diga
las verdades de la vida
como ella te las cuenta.

Si vienen vendavales
se convierte en roca dura,
se llena de valor
como Agustina de Aragón,
tiene en sus pechos una armadura.
Y el corazón más grande
que Teresa de Calcuta.

De Juana de Arco,
su indestructible fe mueve montañas.
Habla a su Dios cada día,
le cuenta su vida,
pero si alguien toca a sus hijos
se viste de guerra y hasta mataría.
Revolucionaria, como María la Pineda,
pasó más condena que la pasionaria.

Ay, mi viejecita,
no hay quien te supere.
Porque eres la más bendita,
bendita entre las mujeres.


La dama de hierro juega

La dama de hierro juega
una partida de ajedrez sobre el tablero.
Un tablero que es mi tierra,
sobre la que va implantando su gobierno.

Sus figuras no hacen nada,
solo asienten y obedecen,
nadie puede con la dama,
que esta firmemente anclada
en la cultura intransigente.

Coloca sus peones
sobre el campo de batalla,
y pronto sus rivales
tan mezquinos y cobardes,
la partida le regalan.
En vez de darle guerra,
entre ellos ni se aclaran.

Tiene caballos,
la llevan en volanda sus vasallos.
Nadie piensa por sí mismo,
ella marca el ritmo,
se va apoderando de Cádiz,
y de éste tablero ha hecho su
gran cortijo.

No existen verdades,
gracias a ésta dama conozco
lo que significa ser intolerante.
Quién iba a decirlo,
que algún día reinaras.
En Cádiz, viejo tablero,
una dama tan canalla.


Estribillo

Si amenazan temporales,
son mas fuertes tus murallas.
Si te cubren negras nubes,
tú eres pura luz de plata.
Si hay desgracias que te hunden,
cada día te levantas.
¿Qué tienes, ay tierra mía?,
si es que hasta las mismas penas,
se me vuelven alegría..
alegría, alegría..



El amor es sentimiento



El amor es sentimiento,
es el puñal que va clavao en los corazones.
El amor es como el viento,
remolino de placeres y dolores.

El amor es la paciencia,
conocernos día a día,
el amor es pura fuerza,
el amor es la tristeza
transformada en alegría.

Amor es recorrerte
las mejillas con mis besos,
amor es inventarte cada noche en mis desvelos,
el amor es lo más grande.
Amor es disfrutarnos,
como nadie más lo sabe.

Amor es un cuento
que cuando se termina es un tormento.
El amor es una mina, de plata muy fina.
Amor es el fuego que quema
por dentro de rabia cuando no me miras.

El amor, es dulce.
Como el primer beso que tuve,
como aquella flor que en tu pelo yo puse.
El amor es vida, y el placer sincero.
El sueño del alma mía.
Mi niña, mi vida, ¡te quiero!.

3 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

No se si tu lo sabrás o alguien. Este autor de apellido Quintana, tiene algún parentesco con Emilio Quintana, el mismo que se lleva todos los premios literarios de la peña la sSalle Viña, esde hace la hartá de años

Roberto dijo...

A ver si tienes la posibilidad de poner más letras de esta agrupación que son impresionantes. Yo me quedo con el pasodoble a las madres y uno q tienen sobre el amor.

Gonzalo dijo...

La verdad que no lo se si tienen alguna relación o no Paco. A ver si hay alguien que lo sepa.

Y Roberto, a ver si para mañana pongo alguna letra más de la comparsa, que cierto es que tienen unos pasodobles impresionantes. Puse esos dos por poner algunos. Mañana pongo algunos más.

Un saludo a los dos.